Por qué nos parece que el tiempo vuela con los años (algunas ideas)

Muchas veces hemos dicho que el tiempo vuela.
Otras tantas no sorprende que transcurra tanto más rápido a medida que envejecemos, lo cual obviamente es una ilusión. La pregunta es: ¿a qué se debe esa ilusión?

La persistencia de la memoria - Salvador Dalí

“La persistencia del tiempo (S. Dalí – 1931) – wikiart.org

El tema no está cerrado, aún hay varias ideas al respecto, las que se pueden resumir en tres.

Vamos con la primera.
Está vinculada con la relación entre el tiempo vivido y un intervalo del mismo cualquiera. Como ya se puede apreciar, nos parece que un intervalo de tiempo es menor a medida que envejecemos porque lo referimos al tiempo ya vivido. Un año es mucho para alguien de pocos años y menos para alguien de muchos.
Esto puede explicar por qué un intervalo de tiempo nos parece menor con los años, pero no explica la sensación de que transcurre más rápido.

Aquí aparece la segunda teoría; ésta, relacionada con nuestro reloj biológico.
Con el tiempo, nuestro metabolismo disminuye, se vuelve más lento. Esto está relacionado con procesos biológicos periódicos, los cuales se realizan cada vez con una frecuencia menor, o sea, cada vez a mayores intervalos de tiempo. Luego, como no sentimos ese retraso de nuestro reloj biológico, asuminos que es el tiempo que corre más rápido.

Otra, la tercera. A medida que envejecemos, vamos adquiriendo y almacenando más información del mundo que nos rodea. Eso hace que tardemos cada vez más en registrar, ordenar, procesar y obtener la información de los datos que nos llegan de nuestro entorno. (Como nuestra computadora a medida que se va llenado de aplicaciones y datos.)
En lugar de detectar ese aumento en el tiempo de proceso, nos parece que es el tiempo el que pasó más rápido.

La siguiente idea, está relacionada con al anterior.
A medida que envejecemos, tenemos más información de lo que nos rodea y cada vez observamos menos cosas nuevas. Ya no descubrimos tantas cosas como cuando éramos jóvenes, cuando estábamos ante todo un Mundo nuevo.
Nos sucede algo parecido al efecto del viaje de regreso, que nos parece más rápido que lo que fue el de ida. Cuando emprendemos un viaje por primera vez, todo lo que vemos durante la ida es nuevo y nos parece que estamos tardando mucho. En el regreso, reconocemos los lugares antes vistos y nos parece que el viaje es más rápido; pensamos… “¿ ya estoy acá…?”.
A medida que repetimos el viaje, el hecho de reconocer los lugares por los que pasamos antes, nos da la ilusión de que el viaje pasó más rápido. Bien, algo así sucede a medida que envejecemos. En ese viaje a través de la vida, vamos viendo cada vez menos cosas nuevas, vamos reconociendo todas las que vemos, y como en todo viaje, nos parece que vamos más rápido, o sea, que el tiempo pasa más rápido (en lugat de preguntarnos ¿ya esoty acá?, nos preguntamos ¿ya pasó un año…?).

Fuente:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s