Archivo mensual: julio 2016

V883 Ori y su región helada.

En los discos protoplanetarios, hay gas, polvo y hielos. Todo proveniente de una nube de materia dejada por una estrella que explotó.
Cuando en el centro de ese disco, una joven estrella irradia energía, ésta se encarga disipar los gases y hielos hacia las regiones más lejanas del disco. Eso explica por qué los planetas rocosas están más cerca. Los helados y gaseosos, se forman más lejos, pudiendo migrar hacia adentro. En las partes más alejadas quedan los restos helados,

A casi 1400 años luz de nosotros, cerca de la nebulosa de Orión, cuna de estrellas, se encuentra V883 Ori, una protoestrella de poco más de una masa solar. Está rodeada de materia. A unas 42 veces la distancia entre la Tierra-Sol (42 Unidades Astronómicas) tiene una región de hielos de agua. Esa distancia equivale a la cual se encuentra Plutón y los helados miembros transneptunianos del cinturón de Kuiper.

ALMA observations of V883 Ori.

Imagen en radio-ondas de V883 Ori. Se aprecia en color anaranjado la línea de hielos de agua. En el perfil de intensidad se señala la ubicación de los hielos entre la parte interna y externa del disco circumestelar. Crédito de  L. A. Cieza et al.

La protoestrella muestra erupciones debido a la caída de materia que aún se da en ella. Se espera que esta estrella naciente siga evolucionando hasta llegar a ser estable y tener planetas.

Fuente:

pdp.

Anuncios

Efectos de la fuerza de arrastre en el cúmulo de Virgo.

La fuerza o presión (fuerza por unidad de superficie) de arrastre, es lo que siente un cuerpo o sistema que se mueve en un medio contra el que interactúa o fricciona.
Las galaxias viven en cúmulos de ellas. Así como en ellas hay material interestelar, dentro del cúmulo hay material intracumular. Cuando las galaxias viajan dentro del cúmulo, sienten el arrastre de moverse en ese medio, el que para las dimensiones galácticas, no está tan vacío.

La materia intracumular interacciona con la interestelar dentro de las galaxias generando estructuras de diferentes tipos.

ramPresure

Imágenes publicadas en el trabajo de A. Abramson et al.

Veamos los casos de las galaxias NGC 4522 y 4402 viajando en el medio intracumnular del cúmulo de Virgo. Ambas interaccionan casi de plano con el medio intracumular.
Ambas muestran deformaciones debido al arrastre. Muestran un plano galáctico algo doblado hacia atrás del movimiento en el medio.
En algunas regiones de observa el brote de estrellas jóvenes debido a la compresión de materia que se produce favoreciendo el colapso del gas. En un caso estas estrellas están en regiones de frente al movimiento, y en otro caso en regiones en la dirección opuesta el movimiento. Plumas de polvo hacia afuera del plano. Brazos de gas y estrellas en direcciones que no pertenecen al plano galáctico y hacia atrás del movimiento.

Fuente:

pdp.

Se observa el pandeo en galaxias espirales.

Las galaxias espirales tienen una estructura central conocida como “bulbo”, incluso la nuestra.
La mayoría tiene el bulbo en forma alargada, en forma de “maní con cáscara” e incluso nuestra galaxia lo tiene en forma de “X”.

File:Messier 90.jpg

NGC 4560, crédito GALEX. Imagen en Wikipedia.

Eso se debe a que las estrellas del bulbo, alargan sus órbitas y van alterando sus inclinaciones las que inicialmente son al azar. Esto está relacionado con la generación de barras que atraviesan el centro de la galaxia y luego se inclinan respecto del plano.
Estas estructuras sufren inestabilidades “perpendiculares” debidas a que ceden bajo su propio peso o gravedad, por lo que terminan generando un pandeo de la región vecina al centro galáctico.
El pandeo, es una deformación elástica que pueden sufrir las estructuras de diferentes tipos. En este caso, ese pandeo en las vecindades del centro de la galaxia, se manifiesta en un ladeo del plano galáctico de esa zona, como las alas de un sombrero.
Esto suele suceder en ciento se millones de años. Poco tiempo a escala galáctica, pero mucho a escala Humana para poder observarlo en progreso. Las investigaciones indican que se pueden dar pandeos de hasta 45º en muchas espirales.
Todo esto fue observado y predicho en simulaciones numéricas, faltando la evidencia observacional que corrobore los modelos… hasta hoy.

Sucede que en las galaxias NGC 4569 y NGC 3227, se puede observar “en vivo” este efecto de pandeo en progreso en el centro de ellas.

Referencia:

Fuente:

2015 RR245, el nuevo Planeta Enano (a julio 2016).

La familia de los planetas enanos crece.
Los planetas de este tipo, si bien son esféricos como los mayores, tienen órbitas llenas de escombros; no como los mayores que “la han limpiado”.
Abundan más hallá de Neptuno, en el cinturón de Kuiper, donde Plutón con su séquito es el mayor exponente.

Composición de tres imágenes donde se observa el movimiento de RR245. Crédito de OSSOS.

Recientemente, Julio del 2016, se anunció el descubrimiento de otro enano helado trans neptuniano.
Catalogado como 2015 RR245, tiene un diámetro aproximado de unos 700 Kms., lo que lo convierte en el objeto 18 más grande de esa región del Sistema Solar.
Su órbita es una de las más largas o excéntricas, la que hace que esté acercándose y permita el pronto estudio de su composición superficial a través de espectros se su luz reflejada. Ésta, llega a penetrar algo en los hielos de su superficie antes de reflejarse, lo que entrega información de los elementos presentes en ella. Es bastante brillante. Se espera que pase delante de una estrella para poder medir mejor su diámetro en base al tiempo que dure la ocultación.
En su trayectoria, estará en su punto más cercano al Sol cuando esté a unas 34 Unidades Astronómicas, es decir unas 34 veces la distancia Tierra – Sol, casi 5 mil millones de Kms.. (1UA = 150 millones de Km. = distancia Tierra – Sol). Tarda unos 700 años en completar una órbita completa, y lleva esa trayectoria desde hace unos 100 millones de años.
Su órbita está fundamentelmente dominada o perturbada por Neptuno, por lo que no es útil para el estudio de la existencia del planeta X o noveno planeta, el que estaría alineando las órbitas de otros enanos.

Esquema donde se muestra la órbita de RR245 en coor amarillo junto a otros planetas enanosde brillo similar. Crédito de Alex Parker, OSSOS-

Referencia:

Fuente:

pdp.

Este es HD 131399Ab.

Con el tiempo se fueron descubriendo cada vez más exoplanetas.
Se los llegó a descubrir en sistemas estelares dobles y triples, desafiando lo que se pensaba que era poco probable.
Hoy en día, hasta se los llega a fotografiar.

En constelación de Sagitario, a poco más de 300 años luz de nosotros, se encuentra un sistema estelar triple. El catalogado como HD 131399.
La estrella principal HD 131399A, está acompañada de una binaria dada por las estrellas HD 131399B y HD 131399C. En torno a la principal hay un planeta, el catalogado como HD 131399Ab (para los planetas se usan letras minúsculas).

SPHERE observations of the planet HD 131399Ab

Imagen crédito de ESO/K. Wagner et al.

Este planeta tiene una masa de 4 veces la de Júpiter, una temperatura de 850°K y es lo suficientemente brillante como para ser fotografiado. Se trata de exoplaneta más pequeño y frío del que se tiene una imagen. Con una edad de 16 millones de años (nosotros tenemos 4500 millones) se encuentra a una distancia de su estrella equivalente a nuestro cinturón de Kuiper (donde viven los helados planetas enanos).

solar system to scale

Comparación entre el sistema HD 131399 y el nuestro. Crédito de Wagner et al.

Las binarias que acompañan a la estrella principal, están en lo que sería para nosotros la parte interna (la más cercana) de la nube de Oort (la región de donde provienen los cometas de mayor período).

Este planeta podría tener agua o metano en su atmósfera. Habrá que ver si migró hasta su actual posición o se formó allí.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Salto de un segundo para 2017.

Muchas veces hemos dicho que “el tiempo vuela” y eso parece aumentar(nos) con los años.
Se arriesgaron varias explicaiones.
Una, dice que para un niño de poca edad, un día, un mes o un año, son una gran parte de su existencia. Para los adultos, un año es una fracción de su vida vivida mucho menor que para el niño.

Lo cierto es que desde que aprendimos a medir el tiempo, nos hicimos esclavos de él o al menos de su paso o medida.
Esa medida es un fruto astronómico, ya que depende de la rotación terrestre y ese es uno de los trabajos que se realizan en Astronomía. Debido a que nuestro Planeta no muestra una rotación uniforme, es que hay que hacer correcciones en la hora que nos rige diariamente. En particular, una sutil disminución en la rotación terrestre, hace que los relojes se adelanten respecto de esa rotación; luego, hay que tomar medidas para resincronizar la hora con la rotación del Planeta.
Ese frenado no es algo fatal. Es normal. Se debe (entre otros factores) a la acción de la Luna y el Sol conocida como mareas de origen gravitacional.

Este año, el 2016, será un segundo más largo para nosotros; o si se prefiere, el 2017 se demorará un segundo en comenzar.

Relojes

Ilustración publicada en Taringa.Net

Para este fin de año habrá que hacer “saltar” un segundo los relojes para mantener la sincronía con la rotación terrestre. En los sistemas fuertemente dependientes de la hora, este salto es muy importante. Muchos se quejan, pero si hay que mantener los sistemas perfectamente en hora, hay que hacerlo.
Estas correcciones son comunes y ya se han hecho antes.
Si de ahora en más no se hicieran, para el año 2100 estaremos de 2 a 3 minutos fuera de sincronía. Y para el 2700 la diferencia será de media hora.

Referencias:

Fuente:

pdp.

Observaciones del plasma en el centro del cúmulo de Perseo (el legado de Hitomi)

Sabemos que las galaxias forman grupos o cúmulos de ellas. La nuestra, está en lo que se conoce como Grupo Local, conviviendo con otras siendo una de las mayores junto con la espiral de Andrómeda.
En la constelación de Perseo, se encuentra un enorme cúmulo de galaxias a unos 250 millones de años luz de nosotros. En esos cúmulos, entre las galaxias, hay gas, materia en la que “navegan” las galaxias. Parte de ese gas es gas ionizado, gas de átmos partidos que recibe el nombre de plasma.
Las galaxias del cúmulo tironean gravitacionalmente de ese gas. También la acción “astrofísica” provocada por los jets de los agujeros negros supermasivos de las galaxias, colaboran a formar turbulencias en ese gas. Así es como hay fricciones que terminan calentando al gas a unos 50 millones de grados y por lo tanto termina ionizándose y emitiendo en rayos X.

Imagen de Perseo A en el centro del cúmulo del mismo nombre crédito de NASA, ESA, NRAO and L. Frattare (STScI)

En el caso del cúmulo de Perseo, el plasma en el centro del cúmulo se mueve a unos 164 Km/seg..
Esa velocidad es más baja de lo pensado teniendo en cuenta lo que sucede en el corazón del cúmulo. Seguramente se deben estar dando procesos disipativos de energía que terminan frenando el plasma en esas regiones, la pregunta es: ¿cuáles son?

El problema es que las observaciones fueron hechas por el satélite japonés Hitomi, el cual no estaba del todo calibrado cuando comenzó a girar fuera de control despesazándose.

Fuente:

pdp.