Cometas: Escombros del origen del Sistema Solar.

Los cometas son un rejunte de rocas y hielos. Esa estructura los hace frágiles e impredecibles.
Pero la duda era saber si de trata de objetos recientes, producidos por el choque de otros mayores o si eran más tempranos y antiguos.
En el primer caso, su estudio permitiría saber más sobre el objeto mayor del que provienen como escombros o restos de una gran colisión.
En el segundo caso, su estudio puede dar valiosa información del ambiente donde se formó el Sistema Solar.

Imagen del cometa C67P crédito de ESA/Rosetta/NAVCAM – CC BY-SA IGO 3.0.

Los estudios realizados por ROSETTA en C67P, entre otros, sugieren la segunda opción.
Los cometas serían reliquias del origen del Sistema Solar, restos sobrantes de cuando comenzó la formación de los Planetas. Así, su estudio permitiría saber más sobre la nube primordial de la que se formó el Sol y su séquito.
Por supuesto que entre ellos hubo colisiones. En particular, las que se produjeron a baja velocidad son las que dieron origen a los objetos en forma bilobular (de patito o maní) como la de C67P (entre otros y algunos asteroides como 216-Cleopatra)
En ese caso, los objetos intervinientes no se destrozan sino que quedan en contacto por su mutua gravedad.

Ilustración del proceso de choque a baja velocidad crédito de M. Jutzi et al.

El resto del trabajo queda en manos de la presión en el lugar de contacto y del tiempo, que se encargan de terminar de unir las partes.

Referencias:

Fuente:

pdp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s