Las crestas de Ocator.

Seres resultó ser un protoplaneta que interrumpió su evolución.
El hecho de tener rocas y hielos hace pensar que nació en las afueras del Sistema Solar, en aquellas regiones heladas, desde donde migró hasta ubicarse entre las órbitas de Júpiter y Marte. Allí comenzó a acumular material rocoso, pero no el suficiente como para terminar su evolución como planeta. Digamos que llegó tarde al reparto de materia.

En la imagen se muestra el borde norte del cráter Ocator, ese gran cráter de impacto de 90 Km. de diámetro, famoso por las manchas brillantes.

muro exterior de cerca

Imagen crédito de NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA

Si vemos los pequeños cráteres que hay en esa región (en la base del cráter y arriba del borde) notaremos que muestran sombra hacia la izquierda. En las paredes de Ocator hay característas con sombra a la derecha. Eso indica (o confirma) que se tratan de crestas, elevaciones en el borde del cráter.

Aparentemente, el material blando y liviano supo caer por la ladera de la pared del cráter dejando expuesto material más duro o rocas más grandes.
Luego, se deslizó más material liviano y parte se acumuló encima del expuesto más duro y parte se deslizó por sus costados. Con el tiempo, se formaron esas crestas por sedimentación.

Fuente:

pdp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s