Evidencia de supernova no muy lejana ni muy antigua.

Los rayos cósmicos son partículas atómicas (pedacitos de átomos) que nos llegan del espacio.
Tienen varios orígenes.
Nos pueden llegar desde el Sol o desde explosiones estelares, y se distinguen por su tipo. Van pasando por campos magnéticos que los pueden acelerar a velocidades cercanas a la de la luz. Incluso se los relaciona con las descargas eléctricas en nuestra atmósfera.
Cuando se crean en una explosión estelar tipo supernova, viajan en todas direcciones, por lo que se van dispersando a medida que se alejan.

LMC_bubble

Imagen de remanente de supernova crédito de Gemini South Telescope in Chile; composite by Travis Rector of the University of Alaska Anchorage.

Se detectaron rayos cósmicos conformados por isótopos de hierro (60Fe) y este tipo es creado en explosiones de estrellas masivas como supernovas.
La vida media de estos isótopos es de unos 2,5 millones de años, luego decae. Esto demuestra que la supernova no puede ser mucho más antigua.
Por la dispersión espacial con que se “recibieron” se habría producido dentro de los 3 mil años luz de distancia. Así las cosas, estos rayos cósmicos indican la explosión de una supernova producida por el estallido de una estrella de tipo asociación OB, masivas de corta vida, no muy lejos ni hace mucho.

Referencias:

Fuente:

pdp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s