Proyecto Breakthrough Starshot.

Por estos días, mediados de Abril del 2016, se viene hablando mucho del proyecto de enviar una micro-sonda (o varias) a Alfa Centauro (Alfa Cen), la estrella más cercana al Sol, a sólo unos 4 años luz (AL) de Casa. Ese es el proyecto Breakthrough Starshot (algo así como disparo hacia las estrellas)
Como es sabido, este proyecto cuenta con la simpatía de muchos, entre ellos Stephen Hawking y el millonario Yuri Milner.
La nave será muy pequeña, tan sólo una plaqueta se silicio, una verdadera nave en miniatura; cosa no imposible para la miniaturización que hoy se maneja en la tecnología, y en la futura nanotecnología. Será una “oblea” de unos 10 cm. de diámetro y muy liviana, lo que le permitirá aprovechar la energía que la impulse logrando gran velocidad en muy poco tiempo. Recordemos que si se el aplica una fuerza a una cierta masa, adquiere un aceleración inversamente proporcional a esa masa. O sea que a mayor masa, más tiempo tarda esa masa en alcanzar la velocidad deseada; luego, más tiempo deberá estar actuando la fuerza y eso implica más gasto de los propulsores o sistema de aceleración.
A estas miniaturas, se las podrá acelerar con una vela capaz de “embolsar” la luz del Sol. Pero mejor aún, si a esa vela unida a un objeto de poca masa la empujamos con un LASER, como quien le da un gran soplo, podrá adquirir gran velocidad en realmente muy poco tiempo.

Lanzamiento de un StarChip

Ilustración publicada en microsiervos (ver enlace en la imagen)

Se calcula que un LASER de generosa potencia (digamos unos… 100 GigaWatts) le dará una velocidad del 20% de la velocidad de la luz.

Acá es donde enteran las matemáticas…

La velocidad de la luz en el vacío es de unos 300 mil Km./seg.
El AL, el la distancia que recorre la luz en un año, o sea que si el año tiene 365 días, de 24 hora de 3600 segundos, 1 AL = 300 000*365*24*3600 Km..
Alfa Cen está a cuatro veces eso, o sea que está a: 4*300 000*365*24*3600 Km..
El tiempo de viaje es el cociente entre la distancia a recorrer y la velocidad. La distancia ya la calculamos, y la velocidad es el 20% de la de la luz, o sea: 300 000*20/100.
Luego el tiempo de viaje sería de (4*300 000*365*24*3600) / (300 000*20/100); resolviendo (luego de simplificar el 300 000) tenemos que el tiempo será de unos 20 años.

Pero el viaje no necesariamente debe ser aburrido. Se puede ir recolectando información hasta salir del Sistema Solar. Podremos obtener datos del viento solar en el cinturón de Kuiper y compararlos con los que se tienen de la Voyager.
Podremos obtener datos de la Nube de Oort, del exterior del sistema y de Alfa Cen.; del viento estelar de esa estrella (triple en realidad).
Claro que la información viajando a la velocidad de la luz tardará unos 4 años en llegarnos, pero mientras estaremos analizando la que nos llegó antes.
En fin, no hay apuro, de hecho, y a manera de ejemplo, todavía estamos estudiando y recibiendo información de la New Horizons y hasta hace poco de las Voyager y Pioneer.

Pero todavía hay que desarrollar toda la tecnología para este proyecto, y eso puede llevar unos 20 años.

Rererencias:

pdp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s