El posible noveno planeta pudo ser robado por el Sol.

En relación al posible noveno planeta, hay 3 teorías que pretenden explicar su origen.
Entes que otra cosa, hay que aclarar que, de existir, no es responsable de periódicas extinciones causadas por fatales lluvias de objetos desviados hacia nosotros por su acción gravitatoria. Esto está demostrado en un trabajo basado en lo que se conoce como Teorema de Bayes. Según ese teorema es posible calcular la probabilidad de un evento según otro; por ejemplo, dada la probabilidad de tener gripe con dolor de cabeza, podemos calcular la probabilidad de tener dolor de cabeza por tener gripe. Aplicado este teorema a las épocas de cráteres de impacto en la Tierra, la posibilidad de un período desaparece.

Una teoría establece que el posible noveno planeta (NP) pudo haberse formado donde está como una acresión de “guijarros” de hielo.

Otra teoría, sugiere que se formó en regiones más interiores del Sistema Solar y migró hacia “afuera” como muchos planetas lo hacen en la evolución del sistema planetario al que pertenecen.

La tercera opción es muy interesante.
La nube de Oort está a unos 2 años luz (AL) del Sol. La estrella más cercana al Sol, Alfa Centauri (Alfa Cen.), está a 4 AL. Si Alfa Cen. tiene un sistema planetario similar, con una nube similar a nuestra nube de Oort, éstas podrían estar casi en contacto; hasta podrían estar intercambiando objetos. Pero eso es así sólo si ambas estrellas tienen sistemas planetarios de estructuras similares.

Pero nuestro Sol se formó en una nube junto a otras estrellas; las hermanas del Sol, no necesariamente gemelas. Luego con el tiempo, cada una, con su sistema planetario en formación se fue alejando de las demás. Pero en sus comienzos estaban más agrupadas, luego existe la probabilidad de que el Sol le haya “robado” gravitacionalmente un planeta a una de sus hermanas.
La simulaciones indican que hay una posibilidad del 0,1 % al 2 % de que un planeta haya sido capturado de otra estrella si ese planeta tiene una órbita grande y una masa algo menor a Urano o Neptuno; y esas son precisamente las características del NP.
Las posibilidades de que el NP se haya dado por azar son del 0,007 %; o sea que las probabilidades de que sea un exoplaneta capturado hace mucho son de 15 a 300 veces superiores.

Referencias:

Fuentes:

pdp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s