Un acercamiento a Occator (Ceres).

Ceres resultó ser un protoplaneta, un cuerpo a medio formarse como planeta que no llegó a juntar la materia necesaria. Desde Tierra se la había detectado agua y la misión Down encontró unas llamativas manchas brillantes. La superficie de Ceres es bastante obscura y esas manchas brillantes se deben a material reflectante que resalta del resto del protoplaneta.
Las más brillantes de esas manchas están en el interior de Occator, un cráter de 90 Km. de diámetro y 3 Km. de profundidad.
En uno de sus últimos y mayores acercamientos, Dawn observó la superficie y en particular el interior de Occator.

ceres-spots

Imagen en Discover/C-brief crédito de NASA/JPL-Caltech/UCLA/MOS/DLR/IDA/PSI.

Observado desde casi 400 Km. de altura, las manchas brillantes se muestran algo más complejas de lo que se podía imaginar. El suelo se muestra cruzado por surcos y fracturas, lo que sugiere actividad geológica no muy lejana en el tiempo. La mayor de las manchas está centrada en un domo en el centro del cráter, posiblemente el domo que tiene todo cráter de impacto. Se aprecia su aspecto de substancia esparcida por el suelo. Es altamente probable que se trata de sales de magnesio, pero algo es evidente; no se trata de balizas para la orientación de naves extraterrestes.

 

Referencias:

Fuente:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s