Rosetta observa un chorro de materia curvado.

En los cometas, la sublimación de los hielos producida en cercanías del Sol, expulsa partículas de polvo de diferentes tamaños.

 

chorroCurvo2

La flecha señala el chorro curvado de materia. Imagen publicada en el trabajo de  Z-Y. Lin et al.

La velocidad de escape del cometa C67P/C-G, es del orden del metro por segundo (1 m/s).
Las moléculas del gas producido por la sublimación de los hielos que adquieren esa velocidad, se alejan opuestas a la dirección del Sol sin mayores problemas. Las partículas de polvo, al ser más pesadas, sienten más la acción gravitatoria del cometa. Así, las partículas “sopladas” por la sublimación de hielos que adquieren la velocidad de escape, salen al espacio y pronto son frenadas gravitacionalmente por el cometa. De esta manera van quedando detrás del cometa como un rastro de polvo a lo largo de su órbita. Esas son entonces las dos colas bien distinguibles de todo cometa; la de gas, opuesta al Sol, y la de polvo, a lo largo de su órbita.

Lo interesante es lo que sucede con las de tamaño intermedio.
No son tan livianas para alejarse como las moléculas, ni tan pesadas para quedar por el camino del cometa. Así es como ocupan un posición entre ambas colas. Si además emanan de una región cercana al ecuador del cometa, se ven afectadas por su rotación y se tiene un llamativo chorro de materia curvado.

Fuente:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s