En la extinción de los dinosaurios, el meteorito tuvo un cómplice necesario.

Es sabido y aceptado que la extinción de los dinosaurios se produjo hace unos 65 millones de años a raíz del impacto de una enorme roca del espacio. El hallazgo de un cráter de impacto en la península de Yucatán parece confirmar esta idea, ya que el tamaño y edad del cráter están de acuerdo con lo sucedido. Aparentemente el meteorito tenía unos 10Km. de diámetro y su impacto contaminó el Planeta con cenizas y polvo, lo que obscureció el cielo por un tiempo, además de enormes tsunamis y lluvia de rocas incandescentes, resultado de las que saltaron por el impacto en la corteza terrestre, llegando hasta la atmósfera para caer de nuevo en una lluvia mortal.
Pero hay algo que no concuerda. La extinción llevó más tiempo que lo que pudieron durar las consecuencias del impacto.

Parte del Traps del Decán. Imagen publicada en Wikipedia crédito de Nicholas (Nichalp).

Estudiando el Traps del Decán [1], en India, se encontró que esa enorme formación volcánica tuvo un brusco aumento en su actividad para la época de la caída del meteorito. En ella se aprecia una gran cantidad de depósitos de rocas ígneas debido a una actividad volcánica extraordinaria.
Se sabe que la actividad volcánica bien puede contaminar gravemente y poner en riesgo a las formas de vida. Las formaciones del Traps del Decán, tienen 66 millones de años de edad, son anteriores a la gran extinción y llevaban una actividad volcánica normal.
La caída del meteorito, propagó una gran onda expansiva por toda la corteza del Planeta. Eso colaboró con el aumento del flujo de magma en esta formación, lo que a su vez aumentó la salida de gases nocivos a la atmósfera. Esto retrasó la normalización del ecosistema luego del impacto, haciendo que, con los milenios, perdure la contaminación.
O sea que, el meteorito fue el principal responsable, pero tuvo la ayuda de la actividad volcánica aumentada por su impacto. Ésta se encargó de hacer que el ecosistema tarde en recuperar sus condiciones de normalidad colaborando así con la extinción de muchas especies.

Actualización del 6/7/2019 a las 15:00 HOA (GMT -3).
En la isla Marambio (o Seymour) [2] hay fósiles de de moluscos de 69 millones a 65 millones de años atrás. Eso cubre muy bien la época de la caída del meteorito y el incremento de actividad volcánica registrada en el Decán.

Shells from four species of mollusc contain new clues about what killed the dinosaurs. Credit: Sierra Petersen.

Foto crédito de Sierra Petersen.

Estos fósiles muestran evidencias de haber sufrido dos picos de temperaturas.
La época del primer pico, coincide con el brusco incremento en actividad volcánica; el segundo, coincide con los efectos de la caída del meterorito.
De las 24 especies de la Isla, aproximadamente 10 ya estaban extintas para la época del meteorito, posiblemente por el primer pico de aumento de temperatura relacionado con el incremento de erupciones volcánicas y liberación de dióxido de carbono.
Las 24 especies restantes, se extinguieron luego del impacto meteórico, seguramente en medio de un ambiente resentido previamente por las erupciones volcánicas y luego empeorado por el resultado del impacto.
O sea que el principal causante de la extinción fue el aumento de la actividad volcánica y el meteorito vino a poner “la frutilla del postre” o dar el golpe de gracia.

Referencia:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Traps_del_Dec%C3%A1n
  2. https://es.wikipedia.org/wiki/Isla_Seymour

Fuentes:

pdp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s