El color de los dinosaurios (pronto lo sabremos).

Imagen crédito de Jakob Vinther.

De los dinosaurios podemos saber su tamaño, su dieta; pero ¿qué hay de su color?
Como todos los animales, su color les permitía mimetizarse con su entrono. Los restos fósiles suelen ser de sus partes duras; sus huesos, garras o caparazones. En algunos casos se halló fósiles de sus partes blandas; su piel, plumas o pelos.
Analizando esos restos, se hallaron residuos orgánicos obscuros. Se pensó que se trataba de bacterias decaídas con los años, pero las investigaciones entregaron otros resultados. Se trata de melanosomas [1] bien preservados.
Los melanosomas, son los portadores de melanina, la substancia o pigmento responsable del color según su capacidad de reflejar la luz. En la imagen se observa la estructura de los melanomas en una pluma del Cretáceo fosilizada. De tratarse de una bacteria, debería cubrir la pluma de una manera más uniforme. Aquí hay ausencia de estas estructuras en las partes blancas de la pluma, donde no hay pigmento.
Estudiando estos melanosomas, no sólo podemos inferir el color de aquellos animales, sino hasta de la iridiscencia [2] de su piel, pelaje o plumas.

Referencia:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Melanosoma
  2. https://es.wikipedia.org/wiki/Iridiscencia

Fuentes:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s