X0-2b, dos noticias una mala y una buena.

Una forma de detectar exoplanetas, es cuando son eclipsantes.
Cuando pasan delante de su estrella anfitriona, tapan parcialmente su superficie y la luz que nos llega es algo menor. La disminución de luz, depende del tamaño del exoplaneta; y el tiempo que tarda en recuperar su brillo, depende de la velocidad que lleva el exoplaneta en su órbita.

Eso es lo que sucede con el exoplaneta X0-2b en torno a la binaria X0-2N (de tipo K0V) acompañada de X0-2S (de tipo G9V).

Ilustración de un exoplaneta en un sistema binario crédito de L. Cook

El exoplaneta eclipsa a 2N lo que permitió su descubrimiento.
Pero… ¿qué podía darse de malo?
La estrella es variable. Todo indica que muestra grandes manchas “estelares” frías y por lo tanto más obscuras que el resto de su superficie, como las manchas solares pero enormes.
Eso dificulta saber exactamente en qué fracción disminuye su brillo por su variabilidad y en qué fracción por el tránsito del exoplaneta.
La buena noticia es que su variabilidad es periódica y su período es de unos 30 días (27,34 d exactamente). Eso permite saber qué brillo tendrá para el momento del tránsito de X0-2b; luego, la diferencia de brillo entre el observado y el predicho se debe exclusivamente al tamaño del exoplaneta.
Calculada su masa y su tamaño, se estimó su densidad; la que indica que se trata de un joviano caliente debido a la cercanía con su estrella anfitriona de tan sólo 3 centésimas nuestra distancia al Sol.

Fuente:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s