El efecto Coriolis y la conservación del momento angular.

Ya había escrito antes sobre este tema, pero me parece que me quedó algo en el tintero (¿o debo decir en el teclado?).
Cómo reconocer un remolino causado por el efecto Coriolis.
Sabemos que este efecto se debe a diferencias de velocidad tangencial de rotación terrestre con la latitud. Los objetos cerca del Ecuador tienen mayor velocidad tangencial por rotación terrestre que los que están más cerca de los Polos. Así unas partes se mueven más que otras y el objeto (una nube o fluido) tiende a rotar o deformarse.

En un recipiente con agua, el efecto Coriolis existe pero es imperceptible. Sucede que el tamaño del recipiente es despreciable frente al tamaño del Planeta; por más grande que sea ese recipiente no se puede observar el efecto Coriolis aunque estrictamente esté presente. Es decir que, todas sus partes están prácticamente a la misma latitud, y por lo tanto, todos los puntos de la superficie del agua que éste contenga, tendrán casi la misma velocidad tangencial por rotación terrestre, luego el efecto es despreciable.
Para evidenciarlo, debemos amplificarlo de alguna manera. Para eso, es necesario un vórtice o agujero de succión de agua. Cuando el agua vaya hacia ese agujero, aumentará su velocidad de rotación (causada por Coriolis) debido a la conservación del momento angular, el mismo principio por el cual un patinador gira más rápido cuando junta los brazos al cuerpo.
Luego, en las vecindades del vórtice, veremos un sutil y suave remolino que gira como las agujas del reloj (sentido horario) en el Hemisferio Sur, y al contrario (antihorario) en el Norte. Mientras, lejos del vórtice, no se aprecia movimiento alguno (suponemos el agua sin perturbaciones).
Ese es el tipo de remolino que evidencia el efecto Coriolis.
Los remolinos rápidos y salpicadores que se extienden por casi toda la superficie del recipiente, no se deben a este efecto sino a corrientes de agua, como por ejemplo, lo que se observa en los retretes.

Cuando destapemos una pileta, si no hay turbulencias en el agua que ésta contenga, veremos ese sutil remolino cerca del vórtice o agujero del desagüe, y sabremos entonces que Coriolis está presente con la ayuda de la conservación del momento angular que lo hace más evidente.

En el caso de las grandes nubes que se arremolinan por Coriolis, el vórtice está dado por la región de la nube donde el aire se calienta. En ese lugar, el aire al calentarse asciende y su lugar es ocupado por aire frío que se dirige a esa región como lugar de succión, donde en sus vecindades, aumenta la rotación debida a Coriolis por conservación del momento angular.

Referencias:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s