La difícil tarea de buscar a las hermanas del Sol.

Las estrellas nacen en regiones ricas en gas, nebulosas de materia que pudo ser expulsada por una colosal explosión de una estrella anterior cuando murió como supernova. También, en las galaxias espirales, los brazos son las regiones más favorables para el nacimiento estelar.
En todo caso, las estrellas nacen en grupo, en un conjunto de estrellas pertenecientes a la misma nube progenitora. Luego, con el movimiento propio adquirido más el potencial galáctico alrededor del centro de la galaxia, se van moviendo y se estima que en 10 millones de años “se van de casa”.

Así es como deben haber estrellas hermanas del Sol. Todas habrán nacido en racimo de la misma nube. Luego, todas deben compartir la misma edad del Sol. También, las de tipo Solar, deben tener las mismas abundancias de elementos químicos que en nuestra estrella. La importancia de hallar a las hermanas del Sol, no sólo radica en ese hecho, sino en hallar dónde nació nuestra estrella.

Gráfico que muestra con triángulos cómo se ubican y agrupan por propiedades comunes las candidatas a ser hermanas del Sol. Gráfico publicado en el trabajo de C. Liu et al.

Gráfico que muestra con triángulos cómo se ubican y agrupan por propiedades comunes las candidatas a ser hermanas del Sol. Gráfico publicado en el trabajo de C. Liu et al.

La familia Solar, debe compartir ciertas propiedades dinámicas. Si son hermanas del Sol, al retrogradar sus posiciones, junto con la del Sol, se deben reunir en posiciones cercanas en una misma región de la galaxia; ahí tendremos su lugar de nacimiento, y el tiempo que se retrogradó debe ser consistente con la edad de todas ellas.

De las 32 estrellas candidatas, sólo 4 (HIP 21158, HIP 24232, HIP 40317 y HIP 73600) muestran compatibilidades químicas para ser hermanas del Sol; entre ellas, HIP 40317 es la que más probabilidades tiene de pertenecer a la familia (¡bien!).
Pero dinámicamente, las estrellas de la familia solar deben tener velocidades determinadas, dadas por la región donde nacieron, lugar que les impuso un movimiento alrededor del centro galáctico en función de la distancia a él; distancia que es casi la misma para todas. Por lo tanto, sólo difieren en su movimiento “particular, el que se suma al potencial galáctico alrededor del centro de la galaxia, que es casi el mismo para todas. O sea que todas comenzaron a moverse de la misma manera más o menos cierta velocidad particular.
Así, los estudios indican que la familia Solar debe tener velocidades radiales (en la dirección del observador – nosotros -) de 10 Km./seg. ya sea alejándose o acercándose a nosotros.
HIP 40317, la mejor candidata químicamente hablando, queda fuera de este criterio por tener una velocidad radial de 34,3 Km./seg. (nooo…)
Luego, la mejor candidata queda comprometida dinámicamente; ¿habrá sufrido alguna perturbación gravitatoria que la aceleró?
Aparentemente, si este estrella es hermana del Sol, pocas de ellas mantienen las propiedades comunes de la familia, o sea que todas ellas pierden rápidamente las propiedades que las identifica como hermanas. Así las cosas, habrá que hallar otras maneras de identificar estrellas que nacieron juntas.

Fuente:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s