La paradoja de ver el futuro.

Una persona tiene que sacar por una noche ciertas cosas de valor de su casa. Tiene una caja en el galpón trasero donde puede ponerlas, pero teme que durante la noche, el vecino se las robe ya que es amigo de meterse en ese lugar a revisar. Para eso, recurre a un vidente con la intensión de saber si esa noche el vecino irá a revisar las cajas. El vidente observa que el vecino entra al galpón y levanta la caja para saber su estado. Si está liviana es porque está vacía y la dejará. Si pesa, se lleva el contenido. He aquí una paradoja. En el futuro que está observando, la caja aún no está vacía ni llena, ya que todavía no se decidió llenarla o no. De esta manera, el vecino en el futuro, no sabe si está pesada (llena) o liviana (vacía), por decirlo de alguna manera está “esperando” la decisión del pasado (en realidad el presente); y en el presente no deciden viendo qué pasará en el futuro. O sea que, hasta que se toma una decisión en el presente, la caja del futuro tendrá un estado indefinido o ambos al mismo tiempo. Luego, si el futuro depende del presente (o del pasado), no se puede saber el futuro sin determinar el estado de las cosas al menos un instante antes. Nótese la similitud con la paradoja del gato de Schrödinger [1], donde el gato no tiene definido su estado, está vivo y muerto al mismo tiempo.

Rederencia:

  1. https://paolera.wordpress.com/2013/12/29/la-paradoja-del-gato-de-schrodinger/

Fuente:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s